MEQUINENZA INTERNATIONAL FILM FESTIVAL

Tener la oportunidad de hacer de jurado en un festival, no pasa todos los días. Una gran ilusión te embarga en el interior y solo tienes ganas de que llegue el momento de realizar el viaje y poder disfrutar de un festival diferente y cercano. 

No es la primera vez que tengo que poner mi vena crítica para valorar un trabajo. Además de ser profesional de la edición y la Postproducción en cine, tanto de imagen como de sonido, no dudo en escribir en mi blog de escritora alguna reseña sobre alguna película o serie, además de escribir relatos. 

https://sandrabarrachina.blogspot.com/

Ahora me tocaba valorar pero desde el punto de vista de un jurado, no es nada fácil pero lo mejor que disfruté con la experiencia. Sobretodo, pude descubrir obras que me sorprendieron y que lo pusieron complicado a la hora de votar, no puedes decir que te gusta todo porque no es posible premiar a todos. Simplemente mirar y luego dejarte llevar por las sensaciones que te transmiten. 

En mi caso, miro mucho la parte técnica. El montaje es importante y si el autor se ha preocupado de ser original a la hora de unir las imágenes, lo tendré en cuenta. 

Como el sonido, si el director/a no ha grabado sonido directo y ha optado por contar la historia a través de un narrador en Off en lugar de diálogos, ganará a la hora de valorar. Te vuelves más analítica, pero al mismo tiempo no te olvidas de la parte del espectador. 

Una de las categorías que más me encantó fue la de Animación. Los trabajos eran muy originales y algunos entrañables. Los realizados con Stop Motion les tengo un cariño especial, por ser admiradora de los trabajos de la Aardman Animations o las maravillosas obras que realizaba Ray Harryhausen sin olvidarme de Tim Burton o Henry Selick. Hasta el punto de probar yo misma con esa técnica. 

PROBANDO CON EL STOP MOTION 

Imaginaros que días más tarde me ofrecieron entregar un premio y que era esa categoría…. Una ilusión y alegría enorme. 

No solo estuve el verano entretenida valorando, sino verme en una página de un festival, es una alegría que no dude en compartir. De aquellos momentos que no olvidarás nunca. 

Después de votar llegó la hora de viajar hasta Mequinenza. 

Llegar a Mequinenza y encontrarte un lugar tranquilo, donde no dudas en marcarte unos paseos para contemplar la belleza de sus parajes. Un entorno natural marcado por la confluencia de los ríos Ebro y Segre y una hermosa vegetación acompañada por especies de aves que han convertido en lugar en su hogar. Es hermoso contemplar las montañas y darte cuenta de lo afortunado que eres. 

Darte cuenta de que sin darte cuenta de que tienes la oportunidad de recorrer “El museo de la Mina de Mequinenza”. Convertirte por un día en un minero y recorrer los más de 1000 metros de galerías subterráneas. Observar como eran las condiciones de trabajo y como extraían el carbón. Un viaje subterráneo de sentidos gracias a la ambientación sonora que nos acompaña. Una guía que nos va relatando la historia y de cómo era su día nos acompaña en este viaje a la historia de Mequinenza. 

“Principios del siglo XX. El cine da sus primeros pasos. Unos pocos pioneros construyen una nueva industria e inventan el lenguaje del nuevo arte. Entre ellos el Turolense Segundo de Chomón, que aporta grandes avances en el campo de los efectos especiales, en el cine en color, la animación y los movimientos de cámara. Esta es su historia.” – Chomón el mago de la luz ,Queco Águeda y Roberto Morote

Roberto Morote hizo la presentación de su cómic sobre Chomón en el Mequinenza Internatinal Film Festival y nos relató todo el proceso de su creación. Desde las influencias, pasando por todos los procesos de borrador y resultado final. Aprender a trabajar en equipo junto al guionista Queco Águeda. Encontrar dificultades como ver que tuvieron que empezar casi de cero por darse cuenta de que la historia real había cambiado. La tonalidad y los colores que iban marcando toda la obra.  La aventura de dar a conocer un creador que para muchos es un total desconocido. Un placer tener la oportunidad de ver esta charla y al mismo tiempo poder adquirir uno de los libros para recordar este momento para siempre. 

Tener la opción de poder grabar en forma de video ese momento y editar un video para luego compartirlo con el mundo, es un regalo para los que amamos el cine y el séptimo arte. 

Llegamos a la presentación de los directores Aragoneses en el festival de Mequinenza. 

Alfonso Desendre fue el primero en presentar su cortometraje “La canción del loco Ralph”, una historia que nos habla de la soledad. De aquellos momentos de reflexión y de no entender al mundo. Desconectar de una vida que no la puedes cambiar. 

La perdida y el aprender a recomponerse, una especie de duelo que el personaje de Ralph debe superar. Un poema cinematográfico lleno de melancolía a ritmo de una balada triste y desconsolada. 

Enric Novials continuo presentando “Mátalos y no vuelvas sola” Un Western entrañable y lleno de fuerza. Rodado en Almería en los mismos escenarios que utilizó Sergio Leone.  

Con una dirección que no duda en rendir homenaje a directores de este género. Donde sobresale la interpretación de la actriz Emma Ros en el personaje de Carol. Realmente es el alma de la historia y nos transmite con su actuación todo el sufrimiento que tiene que soportar tras la muerte de su marido y el secuestro de su hija, que la ha dejado al borde de la desesperación. Por eso no es de extrañar que resultará ganador en el festival, por su calidad y por modernizar un género que priori parecía imposible.

Pablo Reigada presentó “Life and Butterflies” un corto de animación lleno de ternura. Que nos devuelve a nuestra infancia, a aquellos momentos que cuando nos hacemos adultos normalmente olvidamos. El niño que llevamos dentro que siempre lo queremos esconder. Un cuento precioso que se centra en enseñarnos lo hermoso que puede ser lo que nos rodea. 

Una animación sencilla en 3d pero con corazón. El amor a la vida y a las pequeñas cosas y lo más hermoso de todo poder compartirlas. Una música que acompaña muy bien a la historia y le da ese toque de fábula que necesita. 

Presentación del documental «La senda del pastor» dirigido por Silvia Pradas. en el Mequinenza international film festival.

Tuve la oportunidad de ver este gran documental. Durante un año pudimos ver el día a día de unos pastores. Su sacrificio diario, observar desde la distancia, comprender su punto de vista y todas las dificultades que se encuentran por el camino. Que no son pocas.

Historias genialmente narradas por la dirección y un montaje que te atrapa desde el primer minuto. Se nota el trabajo y el esfuerzo que han realizado para tener un documental de 10.

Después de las proyecciones y las presentaciones llegó el día de los galardones. El momento de decir adiós al festival. El regalo que me hicieron los de la organización fue dar el premio el mejor cortometraje de animación, una categoría que como jurado he disfrutado muchísimo por la gran calidad de las obras. 

Una experiencia todo el proceso de jurado y al mismo tiempo poder demostrar mi lado profesional a la hora de grabar y editar posteriormente todo el material de mi cámara. 

No descarto volver a repetirlo, porque es un festival cercano y muy recomendable. Me dio la oportunidad de conocer a grandes profesionales, compartir un tiempo de tertulia con ellos. Descubrir obras interesantes y lo mejor de todo poder disfrutar de Mequinenza y sus gentes. Conocer su historia y emocionarte con ella. 

Sandra Barrachina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.