Cortometraje “La Otra”

Fin de semana en un ambiente realmente muy cercano. El equipo al completo ilusionados por rodar. Es uno de los pocos rodajes que he disfrutado de un clima de calma y tranquilidad. Todas eran buenas palabras y mejores deseos. Algo así no podía salir mal. 

Mi cometido, grabar el sonido directo. No era muy complejo porque se trataba de un solo personaje y  además primeros planos. Podía centrarme en captar toda la esencia y la calidad interpretativa de la actriz, Nur Aiza. 

El director Aleix Masferrer centrado en dar lo mejor y demostrar que lo suyo es mostrar sentimientos.  No es la primera vez que trabajo con este director y hay que decir que en cada nuevo proyecto se va creciendo. su entusiasmo contagia a todo el equipo. 

Mayor alegría viendo lo bien que esta funcionando a nivel de festivales.  Premios Oriana incluidos. ¡Que noche lo de los Oriana!, una fila completa para nosotros. Y lo entusiasmados que estábamos y la ganas  que te entraban de levantarte para aplaudir a raudales, creo que llegamos a romper la barrera del sonido. 

La grabación fue sencilla como he comentado. Un Micro de Percha Rode hizo todo el trabajo. Colocado lo más cercano posible, evitando que saliera en cámara eso si. Un pie de micro hizo que me liberará y pudiera centrarme en la grabación. El único problema que recuerdo  que las pilas que llevaba para la grabadora Zoom H4N no debían ser muy buenas porqué dieron problemas. Solución, al rodarse en un interior pude conectarme a la corriente. 

De eso hará casi un año  y dentro de nada un nuevo proyecto con el mismo equipo. Con ganas de que se grite acción y comenzar a grabar. 

El cortometraje “La otra” habla de una mujer herida, que expresa realmente lo que siente su alma tras recibir una gran decepción. Un diálogo desgarrado y lleno de rabia contenida. Realmente piensas ¿ A perdido la razón? Llora, ríe , canta. Piensas, esta situación tiene que llevar a tomar una drástica decisión. 

No es fácil encarnar a un personaje de estas características. Enmarcada  en mostrar emociones tan dispares. Que a la hora de mostrarlo tenga la suficiente naturalidad para que el espectador se lo crea, que empatice con ella.

Cada frase, cada suspiro nos traslada al mundo del dolor, aceptación por los acontecimientos que tienen que ocurrir y no hay nadie que pueda impedirlo. Rodarlo en primeros planos, te hace sentir sus emociones. Sufres con ella y estás deseando saber como acabará todo. 

Su voz es importante ,pero la ambientación sonora creado por la partitura de  Jose Luis Arguis te transporta a esas grandes escenas de cine muy del estilo de Pedro Almodóvar, marcadas por unas notas que van marcando el tempo y los cortes en la edición. Llegando al clímax final,  desenlace dando el broche a una historia muy sencilla pero llena de sentimiento.  Olaya con el tema de los créditos , una voz con tanta personalidad que hace que no te despegues hasta que terminan los créditos.  

Sandra Barrachina 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *